GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO

Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA



SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger

Necesario romper la espiral entre familia y pobreza-Papa Francisco



Audiencia general y catequesis (texto y video) de Papa Francisco - Miércoles 03 de junio 2015: Necesario romper la espiral entre familia y pobreza que lleva a la sociedad a la ruina.

“Queridos hermanos y hermanas, en la catequesis de hoy nos referimos a la pobreza, como condición de vida que pone a prueba la familia y la hace vulnerable. La pobreza azota a muchas familias en las periferias de las grandes ciudades y también en las zonas rurales. Muchas veces se ve agravada por la guerra, que es sin duda la madre de todas las pobrezas, depredadora de vidas, de almas y de los afectos más queridos”.

En el marco de situaciones de miseria y de degrado es casi un milagro la familia continúe a formarse y a conservar la especial humanidad de sus lazos, consideró el Papa Bergoglio:
“En medio de estas situaciones, muchas familias intentan vivir con dignidad, confiando en la bendición de Dios, convirtiéndose así en una auténtica escuela de humanidad que salva a la sociedad de la barbarie. Pero este reconocimiento no nos exime de nuestra obligación de velar con la oración y con la acción para que a nadie falte el pan, el trabajo, la educación y la sanidad”.

La lección de estas familias, prosiguió el Papa en su catequesis en italiano, no debe “justificar nuestra indiferencia” sino “aumentar nuestra vergüenza” ante esta escuela de humanidad que “salva la sociedad de la barbarie”, un ejemplo, señaló el Papa, que “irrita” a los “planificadores del bienestar” que consideran los afectos, la generación, los lazos familiares como una “variable secundaria” de la calidad de vida.
Así es como la economía de hoy, especializada en el bienestar individual, no reconoce la inmensa labor de la familia, en cuyo pilar se sostiene precisamente la formación de la persona, y propone modelos basados en el culto del figurar y del consumismo, los cuales, difundidos por los medios de comunicación, causan daños que incrementan la disgregación de los lazos familiares.
“Es necesario que desde todas las instancias de la vida pública se pongan los medios para un nuevo orden social, que rompa la espiral perversa entre familia y pobreza que lleva la sociedad a la ruina”.

Los rostros de los niños desnutridos y enfermos y también de aquellos que felices y orgullosos muestran su cuaderno y lápiz en escuelas “hechas de nada”, nos recuerdan que “no se trata sólo de pan – dijo el Pontífice - sino también de trabajo, de instrucción y de sanidad”.
“También nosotros cristianos debemos estar cada vez más cerca de las familias que sufren la pobreza. La Iglesia madre no debe olvidar nunca este drama de sus hijos. Ella también está llamada a ser pobre, practicando la simplicidad en su propia vida, de manera que llegue a ser fecunda y pueda dar una respuesta a tanta miseria”.


“La miseria social golpea a la familia y a veces la destruye”, remarcó el Papa Francisco, “la falta o la pérdida de trabajo y la precariedad ponen a dura prueba las relaciones”, así como las condiciones de vida en los barrios pobres con problemas de vivienda, de transporte, de servicios sociales, sanitarios y escolásticos, factores materiales a los cuales se suman las propuestas inalcanzables de bienestar individual ofrecidas por los medios de comunicación, "pseudo - modelos" que, a causa de la situación de vulnerabilidad en la que se encuentran las familias más pobres, influencia a estos sectores sociales incrementando la disgregación de los lazos familiares, que son fundamento y pilar de la sociedad.

De ahí que se necesite del “ejemplo de la Iglesia”, “que practique la simplicidad en la propia vida”, en “las propias instituciones”, en “el estilo de vida de sus miembros” para “derribar los muros que separan, sobre todo, de los pobres”.
“Oración y acción” fue la premisa del Papa para los cristianos en su catequesis de hoy, sin olvidar que “el juicio de los necesitados, de los pequeños y de los pobres, anticipa el juicio de Dios”.

“Hijo mío, no prives al pobre de su sustento ni hagas languidecer los ojos del indigente. No hagas sufrir al que tiene hambre ni irrites al que está en la miseria. No exasperes más aún al que está irritado ni hagas esperar tu don al que lo necesita. No rechaces la súplica del afligido ni apartes tu rostro del pobre. No apartes tus ojos del indigente ni des lugar a que alguien te maldiga: porque si te maldice con amargura en el alma, su Creador escuchará su plegaria”. (Ecl, 4)

“Pidamos a Dios que sostenga a las familias sometidas a la dura prueba de la pobreza, para que puedan seguir siendo en el mundo lugar de acogida y escuelas de auténtica humanidad. Que Dios los bendiga”.

(GM – RV)


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
loading...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified